Así fue como un enfermo de cáncer dejó en ridículo a 2.000 mediums después de morir

20.10.2016

Un enfermo terminal desafió a los adivinadores a que revelaran, tras su muerte, qué mensaje había dejado escrito y guardado en una caja fuerte. El año pasado, el Rolf Erik Eikemo era un enfermo terminal de cáncer que había aceptado relativamente bien su destino, hasta el punto en que quiso utilizar su circunstancia personal, es decir, su inminente muerte, para colaborar en un experimento destinado a desenmascarar lo que él consideraba un fraude: el negocio de los mediums que aseguran poder contactar en el más allá con personas ya fallecidas utilizando sus supuestos poderes extrasensoriales. Eikemo accedió a participar en un programa de televisión llamado ‘Folkeopplysningen’ (‘Educación pública’), un espacio de la televisión noruega dedicado a fomentar el pensamiento crítico y la alfabetización científica, y que acostumbra a cargar contra las supersticiones y las pseudociencias.

Sigue leyendo “Así fue como un enfermo de cáncer dejó en ridículo a 2.000 mediums después de morir”

Cuidado con las personas que Fijan Fechas para la segunda venida de Jesús.

7.-La Luz del Santuario Celestial Parte 2- La Luz del Santuario Celestial en el Movimiento Adventista